AVISO DE PRIVACIDAD SIMPLIFICADO PARA LA RECABACIÓN DE DATOS PERSONALES

Con fundamento en los Arts. 3, Fracc. VI; 6, 7, 9, 10, Fraccs. V y VI; y demás aplicables de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares, los organizadores del Congreso Latinoamericano de Focusing, hacen de su conocimiento que le serán recabados datos personales para el proceso de admisión al Congreso Latinoamericano de Focusing y durante su participación en el mismo. Dichos datos serán utilizados sólo por nosotros para actividades y comunicación relacionadas con este programa y actividades adicionales que organicemos y consideremos que pueden ser de su interés. Estos datos no los compartimos con ninguna otra empresa.

Para el ejercicio de sus derechos ARCO -Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición-, favor de dirigirse por correo electrónico a: inscripciones@congresolatinoamericanodefocusing.lat y ahí su solicitud será debidamente atendida.

POLÍTICAS DE PARTICIPACIÓN

En el Congreso Latinoamericano de Focusing podrán participar personas interesadas en la Filosofía de lo Implícito y el Focusing, con la propuesta de Eugene Gendlin, mediante el pago de la cuota de inscripción y el registro correspondiente.  Se requiere que sean mayores de 18 años.

El Congreso está enmarcado en un espíritu de respeto, valoración y compromiso para todas las personas, sin discriminación por motivo de género, nacionalidad, creencias religiosas, cultura u otros que demeriten el reconocimiento de la dignidad y valor de cada Ser Humano.  Invitamos a todas las personas que se inscriban a participar con este mismo espíritu. Si desafortunadamente alguna persona fuera de un referente mínimo de respeto por los demás, será invitada a reconsiderar sus acciones; y, en caso de persistir, puede ser dada de baja del evento, sin derecho a que se le reembolse su cuota de inscripción.

Los idiomas del Congreso serán el español y portugués. Eventualmente algunas actividades podrán ser traducidas al inglés y al francés.  Reconocemos que, por ahora, no estamos todavía en condiciones de integrar otras lenguas habladas en Latinoamérica y el Caribe por millones de personas.